Microrelato


ANTOLOGÍA DE POETAS Y PROSISTAS III: REMOLINOS DE AFECTOS

San Andrés de Giles, Mercedes, San Antonio de Areco, Ramallo, Capitán Bermúdes (Santa Fe), Villa Ballester.
Publicado por el Círculo Literario de San Andrés de Giles. Año 2012.

 

Una mañana Dios se llamó a descanso.

Las estrellas y las aves se desconcertaron: ya no tenían el hilo conductor de sus vidas y, lo que era aún peor, no sabían si lo tendrían al día siguiente.

El sol, liberado, cinco veces apareció  tras la montaña y cinco veces se ocultó.

La luna paseó su luz mortecina bajo las aguas del lago.

Los sauces se despeinaron junto al río mientras las luciérnagas, creyendo ser estrellas, se inmolaron contra el cielo.

El hombre hizo noche del día.

Dios, viendo el desorden general, decidió regresar, y todo retomó, una vez más, su monótona rutina.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *