Otoño

Editado en el Jardín Mágico, 1966.
Edición propia.

 

Amanece.

El sol cuaja de luces de colores las ramas de los árboles.

El silencio se despereza en el lecho de los amantes.

Contra el cielo, canta un gallo.

Un manto de grisácea neblina se desprende del suelo

y queda suspendido del cuerpo tibio de los ruiseñores.

Entre las piedras canta el río.

¡Cómo arrullan las palomas!

Luz y sombras. Oro y negro.

Voces, sueños, y el sonido tenue de un beso dormido.

Lágrimas.

Plata, cielo, nubes, dolor y pájaros muertos de amor.

Se estrella el cielo en la tierra, alcanza a la noche el día

y despejando las nubes, eleva al alma enmohecida.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *